miércoles, 26 de junio de 2013

Con danzas típicas de todo el Perú, la Reserva Nacional de Lachay celebró su 36 aniversario protegiendo el ecosistema de lomas del país

Con danzas típicas y maratón ecológica, la Reserva Nacional de Lachay, administrada por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado - SERNANP, celebró el 21 de junio su 36 aniversario de establecimiento como área natural protegida, para proteger los valores biológicos y culturales del ecosistema de lomas de la costa central del Perú.

Las celebraciones se iniciaron con la Novena Maratón Ecológica, en la que participaron atletas de todas las edades provenientes de las ciudades de Lima, Huacho, Huaral y Chancay, quienes con entusiasmo recorrieron los siete kilómetros de la vía de acceso al área natural protegida. Los ganadores fueron Elizabeth Huillca en la categoría Damas, Fortunato Alanya Aliaga en la categoría Varones master, y Jose Paquiyauri Rojas en la categoría Varones.

La ceremonia principal se inició con el izamiento del Pabellón Nacional a cargo de Cecilia Cabello Mejia, directora de Gestión de Áreas Naturales Protegidas del SERNANP; Ruth Shady Solis, jefa del Proyecto Arqueológico Caral, y de Luis Trujillo Franco, presidente del  Comité de Gestión de la RN de Lachay, junto a autoridades de los gobiernos locales, comunidades campesinas y miembros del Comité de Gestión de la reserva.

Posteriormente, los asistentes al evento se deleitaron con danzas típicas de la sierra y selva preparadas por estudiantes de las instituciones educativas “Santa Rosa de Lima de las MM.DD” de Huacho y “Vencedores de Torreblanca” de Chancay; así como de un número artístico a cargo de la “Orquesta Sinfónica Infantil de Chancay” de la Municipalidad Distrital de Chancay.

Finalmente se procedió con el reconocimiento por su trayectoria y su labor destacada al guardaparque Luis Nizama Paredes, para culminar con la reforestación de las lomas conjuntamente con los pobladores de la zona.

Lachay
La Reserva Nacional de Lachay salvaguarda los valores ecológicos, culturales e históricos del ecosistema de lomas. Una de sus peculiaridades es que tiene dos estaciones bien definidas: si uno va en febrero encuentra un paraje dormido entre árboles desnudos y retorcidos sobre una tierra “aparentemente” estéril donde el paisaje marrón matiza con el cielo limpio y claro del verano. Pero nada está muerto, solo duerme pues entre junio y noviembre retorna la vida en Lachay y se cubre con mantos de flores multicolores y lomas verdes.

Lima, 26 de junio de 2013
Comunicaciones SERNANP

Comparte esta entrada

votar

0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More